ver más

La entidad bancaria es un partícipe casi necesario de la vida Consorcial, desde que fue ubicada su utilización como obligatoria para la gestión del Administrador [art. 9 inc. h) Ley n° 941] y mecanismo que facilita el control de sus movimientos económicos. No obstante el Consorcio puede optar por utilizar otra forma de recaudación o depósito de su patrimonio, debiendo en tal caso asentar el Administrador la imposibilidad de hacerlo en un Acta de Asamblea para salvar su responsabilidad ante una eventual denuncia a su función [art. 9 inc. b) Ley n° 941];

A fines de operar con la entidad bancaria se celebra un contrato de cuenta corriente [art. 1430 CCCN] por parte del Administrador, pudiendo utilizar el mecanismo de disposición y gestión por firma individual única o conjunta con otros interesados (miembros del consejo o no) [art. 9 inc. h) Decreto n° 551/10]  y entre éstos en forma alternada e indistinta o conjunta;

La falta de fondos del saldo bancario genera el incumplimiento de este contrato y la responsabilidad consorcial por los débitos con el consiguiente justificativo para el cierre de la operatoria y el cobro vía ejecutiva contra su patrimonio [arts. 1440, 1441 CCCN];

La cuenta corriente facilitará el uso de chequera para realizar pagos por este medio cancelatorio, con el consiguiente riesgo consorcial en caso de librarse cheques a una cuenta sin fondos suficientes, lo cual podría generar que se inhabilite la operatoria para toda entidad por parte del Banco Central;

En el caso opuesto, la responsabilidad bancaria puede acaecer cuando libere fondos a personas ajenas a la registración oficial, sin la debida constatación de identidades o de facultades o de personería necesaria, siendo un trámite de juicio ordinario la demostración por parte del Consorcio de los daños inmediatos o indirectos que este accionar le haya provocado [art. 1753, 1727 CCCN];

La relación entre el Consorcio y las Entidades Bancarias se da en los siguientes términos

= contrato de Consumo de Cuenta Corriente Bancaria que se abre para depósito de expensas donde el consorcio es consumidor y se extiende a cada consorcista como destinatario final del grupo social que recibe el servicio [arts. 1430 CCCN; Ley 25.413; Normativas Bancarias de modalidad para disposición a firma única, conjunta, indistinta, alternada?];

= firma conjunta del administrador con un miembro del Consejo o un consorcista autorizado [Dto. 551/10 GCBA; Disp. 1001/12 DGDyPC];

= apertura de caja de ahorro bancaria destinada a cuenta salario  [Ley 26.590; Disp. 653/10; Resol. 360/01, 551/01 MTEySS]-