El Copropietario de Propiedad Horizontal adquiere una doble entidad de legitimaciones y protagonismo

a) como Condómino, aportando su cuota de gastos (expensa) para el mantenimiento de la Sociedad Consorcial; también reclamando la conservación de su unidad en condiciones dignas y funcionales de habitabilidad, decoro y comodidad; y también pudiendo integrar el Órgano de Fiscalización (Consejo de propietarios) a fin de vigilar en profundidad gastos y finanzas del Consorcio;

b) como Consorcista, partícipando y votando en el Órgano de gobierno (Asamblea); y también exigiendo las tareas del Órgano de ejecución (Administración) mediante denuncia de incumplimiento a la Ley 941/GCBA ante la Autoridad del Gobierno;

Solamente en la acción de denuncia adquiere la categoría de "consumidor", ya que en las otras vinculaciones se liga por un contrato equivalente a otros copropietarios, conformando en conjunto al Sujeto de Derecho Consorcio; pero también es "consumidor" durante la etapa previa al nacimiento del Consorcio, cuando es el primer adquirente por Boleto de compraventa ante la Constructora del edificio; situación denominada Prehorizontalidad [arts. 2070, 2071 CCCN] porque ese contrato de adquisición se funda en una desigualdad de opciones de negociación y de conocimientos entre las partes, siendo además de "adhesión" sin posibilidad de alteración de cláusulas; 

Esta Asociación es legitimada por la Constitución Nacional [art. 42] a participar necesariamente con los organismos de control en el acompañamiento de un derecho individual del Copropietario en su rol de consumidor ante las Constructoras, mientras se encuentra en Prehorizontalidad [arts. 2070, 2071 CCCN] o en forma autónoma cuando la incidencia de intereses colectivos irradien a todo un grupo de Copropietarios en igual situación-

Envíanos tu Consulta

Por favor completa con tus consultas o comentarios y te responderemos a la brevedad.