DEFENSORÍA del CONSUMIDOR en PROPIEDAD HORIZONTAL

convivencia

Haz click aquí para modificar

Pregunta: Los vecinos de planta baja colocaron una parrilla prefabricada en su patio, justo debajo de mi ventana, si bien no la utilizaron aún, es indudable que si lo hacen, llenarán de humo mi departamento ¿qué puedo hacer para evitar el eso? Marina G. (Mataderos- Comuna n° 9)

Respuesta: como siempre, debemos situarnos en el áerea jurídica correcta (Ver "Vuelo Jurídico" en Etiquetas) anticipando que será la Relación n° 15 "Consorcista - Consorcista" donde debemos parar, ya que se trata de Infracciones al régimen de convivencia consorcial;


1) Cuando cualquier vecino muestra una conducta esporádica o mantiene una actividad permanente que de alguna manera nos genera una incomodidad, desaprobación, molestia o perturbación, que es dable también pueda padecer otro, significa que posiblemente exista una Infracción a las pautas de convivencia comunal; a menos que seamos muy susceptibles a hechos que el común de la gente no lo sea, y entonces será solo una afectación personal que no transgrede la paz que se pretende contener con las prohibiciones  que el Código Civil y Comercial de la Nación previó para los Consorcios;

2) Esas prohibiciones son líneas rectoras nunca exactas, pudiendo tener muchas variantes dentro del concepto, terminando en una Autoridad Judicial el definir si afectan o no a otros; están previstas en el artículo 2047 del citado Código y van desde la unidad destinada a vivienda que se usa como consultorio, caso claro de gente ajena transitando por sectores y usando cosas comunes no fue lo querido al constituirse la comunidad, hasta la que se usa para enseñar idiomas a cinco estudiantes tres veces a la semana; pasando por la unidad usada para prostíbulo hasta la usada como mesa de negocios clandestinos, fuera de la  legislación financiera pero sin incidencia para los vecinos; pasando por el local habilitado para ser comercial destinado a Pescadería, o de pollos a las brasas, con sus aromas, hasta los vecinos que tienen críos alborotados, llorones o gritones; pasando por la pinturería que almacena inflamables hasta la unidad donde se preparan vendedores semanalmente, ingresando desconocidos en forma permanente;

3) Las respuestas del Código a las cuestiones de convivencia son dos: a) la intervención del administrador, como responsable de cumplir y hacer cumplir el orden, mediante acción judicial para obligar al infractor a readecuar o acabar definitivamente con su disturbio, debiendo demostrar tan solo que no se ajusta a la letra fría de la Ley, cause o no perjuicios; o b) la acción de cualquier consorcista (solo quien sea titular de la unidad) para acabar con su malestar, debiendo demostrar además del incumplimiento de la Ley, un perjuicio cierto, concreto y actual en su persona, la de su familia o la de quien utiliza su unidad;

4) Claro está que antes de acudir a la vía judicial se puede (y hasta debe) agotar la posible conciliación interna, mediante asambleas que traten y voten el tema, tendiendo a mostrarle al infractor que no solo afecta a alguien en particular sino que podría cualquiera sentirse perjudicado por su actividad o conducta, para que proceda a cesar voluntariamente, podrán pedir esta Asamblea quienes sumen el 5% del porcentual consorcial para que la convoque la administración o el Consejo, y la mayoría será simple de presentes, conforme art. 2060 segundo párrafo CódCivCom que "proponga" una solución y no se oponga mayor cantidad de ausentes, debidamente notificados-

 

  ADEPROH R.A.

adeproh@adeproh.org.ar

consultasadeproh@gmail.com

(011) 4371- 1450 / 2226

                 Bartolomé Mitre 1711, piso 2° oficina "5" -CABA-